22/07/2015Por: Maia Rohrer

El oscurecimiento de un área cutánea se denomina hiperpigmentación, y está ligado al aumento de melanina -pigmento responsable del color de la piel. Estas lesiones pueden ser localizadas o difusas y aparecer en cualquier sector del cuerpo. Sin embargo, la localización más frecuente se da en zonas fotoexpuestas como cara, dorso de manos, escote y antebrazos.

Las mujeres solemos mancharnos la piel, por distintas factores, como el sol, la edad o por temas hormonales.


 

La Dra. Cristina Pascutto. Medica dermatóloga. Asesora Medica de Laboratorios Pierre Fabre Dermo cosmetique, nos cuenta los distinos tipos de manchas y la causa:

  • Lentigos: Son manchas de pequeño diámetro, de color pardo claro, con superficie lisa y contornos netos, que aparecen en las zonas fotoexpuestas: especialmente rostro, el dorso de manos, escote, hombros. Se debe a exposiciones solares reiteradas y pueden observarse ya en gente joven.
  • Melasma: Responde a 2 factores: un estímulo hormonal (embarazo, anticonceptivos, trastornos tiroideos u ováricos) y un estímulo lumínico especialmente dado por la exposición a los rayos UV. Se trata de una pigmentación del rostro, benigna pero que puede resultar muy poco estética. El melasma se observa sobre todo en las mujeres jóvenes (sólo 10% de los melasmas afecta a los hombres), especialmente de fototipos oscuros (III a VI) y, en particular, las mujeres de origen asiático, hispánico o norteafricano. Los contornos de las manchas son irregulares de color castaño claro a oscuro no homogéneo, la repartición de la pigmentación es simétrica ubicándose en las mejillas, la frente, las sienes, el labio superior y, en ocasiones, el mentón.
  • Manchas actínicas: o también llamadas “de la edad”, se presentan en personas mayores de 40 años y están relacionadas con el envejecimiento cutáneo, más el fotodaño.
  • Pigmentaciones post-inflamatorias: Se trata de manchas residuales hiperpigmentadas que persisten después de la curación de algunas dermatosis inflamatorias como el acné, infecciones o procesos traumáticos como quemaduras. Son particularmente frecuentes en sujetos de fototipo oscuro y después de exposición solar.
  • Reacciones fototóxicas: Algunas hiperpigmentaciones pueden ser causadas por la combinación de la luz solar y una sustancia química como perfumes o a algunos medicamentos.


El invierno es un buen momento del año para tratar la Hiperpigmentacion, ya que no estamos tan expuestos al sol.  Avène nos proponer D-pigment, Un trío de activos despigmentantes complementarios: Melanyde (despigmentante), Retinaldehído (aclarante) y Pretocoferil (antioxidante), que actúan en conjunto con el Agua termal de Avène, para el tratamiento de las manchas en la piel.

El modo de uso es aplicar por la noche sobre las zonas afectadas: manchas localizadas o extendidas sobre el rostro, el escote y las manos.  Lamentablemente las embarazadas no pueden usarlo.

Los resultados que podes ir viendo son que las manchas mas oscuras se borran visiblemente, las superficies cutánea se alisa y la tez queda visiblemente unificada y luminosa.

Deja un comentario

Producto de la Semana

Get Now