7/12/2016Por: Maia Rohrer

Porque el verano es sinónimo de vacaciones (y de protección solar), armá las valijas con la mejor guia de protección solar anti-radiaciones y pro-medio ambiente.

Es sabido que el sol (o, mejor dicho, la protección de este) es un tema vigente durante todo el año. Entre los “amigos” de Febo están las quemaduras, la deshidratación y el envejecimiento cutáneo, sin nombrar enfermedades. Por eso, aunque de enero a diciembre hay que cuidarse, el verano es temporada alta. Este año mis vacaciones se adelantaron y empecé con el operativo anti-sol en octubre, cuando viajé a California. Por suerte, encontré un aliado que me acompañó hasta Santa Mónica y me dejó disfrutar en familia, mientras ayudaba al medio ambiente.

el_blog_de_maia-guia-proteccion-solar

Desde hace años, Avène viene incursionando con fórmulas sustentables para reducir el impacto ambiental. De esa idea nace Skin Project Ocean Respect, un proyecto que a largo plazo busca cuidar la naturaleza, sin dejar de lado la salud de nuestra piel. Su línea de protección solar lo demuestra con una fórmula tan consciente como la causa a la que ayuda: Pur Project, en pos de la conservación y restauración de arrecifes de coral.

Entonces, ¿cómo sería eso de “protección eco-friendly”? Avène lo traduce en productos libres de filtros hidrosolubles, que no se disuelven en el agua y llegan a los organismos marinos con toda la facilidad. En su lugar, la marca solo usa componentes biodegradables. Y ni hablar de siliconas ni de filtros solares; las primeras fueron suprimidas de las fórmulas, mientras que los segundos fueron reducidos en un 25%.

el_blog_de_maia-guia-protrccion-solar-02

Más allá del producto que apliquemos para cuidarnos, también es importante “el cómo”. Para ganarle la batalla al sol, evitá exponerte entre las 11 y las 16 hs; aplicate protector media hora antes de salir, cada 2 horas y después de cada baño; no expongas a tus hijos, ya que la piel guarda memoria de todos los rayos recibidos durante la infancia; revisá tus lunares con regularidad; no tomes medicamentos fotosensibles que puedan producir alergia solar, como el ibuprofeno o el diclofenac; no te confíes de los días nublados; y tomá suficiente líquido.

Aunque no estés en la playa, el sol también puede alcanzar la piel a través de superficies que reflejan la luz. Y entre estas está tanto la arena como el agua, el césped y la más peligrosa de todas: la nieve. Ahora sí, ¡a disfrutar del verano!

Deja un comentario

Producto de la Semana

Get Now