17/03/2016Por: Maia Rohrer

La exposición solar, el calor, el viento y el uso del aire acondicionado durante el verano nos dañan mucho la piel, pudiendo quedar deshidratada, gruesa, opaca y deslucida.

Para que esto no ocurra les dejo unos tips con tres pasos a seguir

1- Lo primero que hay que hacer es una correcta exfoliación para eliminar las células muertas.

Les recomiendo hacerlo con el GEL EXFOLIANTE SUAVE DE AVÈNE (GOMMAGE). Utilizando las yemas de los dedos, masajar despacito, con movimientos circulares y regulares. Recuerden evitar el contorno de los ojos!

Processed with VSCOcam with c1 preset

2- El segundo paso es hacer una hidratación profunda, para devuelvorle el agua y los lípidos a la piel. Recuerden utilizar productos que favorezcan la retención de agua y reconstituyan el film hidrolipídico como las mascarillas y aquellos que son a base de vaselina más glicerina.

La MASCARILLA CALMANTE E HIDRATANTE DE AVÈNE está buena porque se aplica como una máscara pero se absorbe como una crema.
Además del uso como alivio de irritaciones que les comento (en casos de piel deshidratada, tez apagada, o post-depilación), se puede aplicar como cuidado instantáneo en caso de quemaduras, tirantez de la piel, después de un día cansador, o en caso de enrojecimiento.

 

Captura de pantalla 2016-03-14 a las 8.24.11 a.m.3- Para finalizar, es esencial una nutrición completa que revierta la sequedad, la descamación y el cambio de color que puede haber ocasionado el sol.
Un producto que nutre super rápido es la LECHE REPARADORA DESPUÉS DEL SOL de AVÈNE, es muy genial! Se puede usar en todas las pieles sensibles para aliviar e hidratar, es naturalmente calmante y no es grasa para nada.

Especialista consultada: Dra. Cristina Pascutto. médica dermatóloga y  asesora de Laboratorios Dermatológicos Avène.

 

Deja un comentario

Producto de la Semana

Get Now