1/04/2015Por: Maia Rohrer

Tengo una amiga que se llama Luli. Muchas personas dirían que es un desastre y esas personas… ¡tienen razón! Más de una vez salió a la calle con dos corpiños o sin ninguno, mete la pata constantemente y es la persona más impulsiva que conozco, lo que suele concluir casi inevitablemente en constantes tragedias para ella y en noches de risas para nosotras. Este post se trata sobre la última de Luli ¡Que lo disfruten!

Ayer suena mi teléfono. Es Luli y me dice (en voz bajita, casi susurrando): Maiu, tengo un problema. Te lo voy a contar, pero por favor no le digas a nadie porque me van a burlar por toda la eternidad. Le dije que me cuente (sonriendo mientras me deleitaba pensando: quiero cortar el teléfono para contárselo a TODO EL MUNDO).

¿Qué hizo esta vez? Estaba mirando páginas en internet y encontró una en la cual le sugerían recetas caseras para mejorar el pelo con “lo que tenés en casa”. Cuestión, que mientras me hablaba tenía en su pelo una combinación repugnante de: aceite de oliva, vinagre, huevo crudo y yogur (si si leyeron bien: yogur). Encima como no tenía yogur natural en la casa uso uno de vainilla… decí que no se puso el que viene con granola porque era capaz). Obviamente, como haría cualquier amiga, empiezo a llorar de la risa mientras ella grita: no te rías nena. Tengo una ensalada en la cabeza, literalmente!! Cuando terminé de reírme, le di algunos consejos: para empezar, lávatelo con agua fría para que no se cocine el huevo (esto vale para las recibidas también). Después, no te queda otra que lavarte con shampoo varias veces que al ser un detergente va a ayudar con el temita del aceite de oliva… Después les cuento cuántos días tardó en sacarse de encima ese olor…

ensalada

Aprovecho la osadía de mi perturbada amiga para darles un consejo a todas: chicas, es verdad que hay productos naturales que se pueden poner en el pelo y se los va a dejar lindo, pero el costo puede ser muy alto: emanar un olor putrefacto que se sienta tres manzanas a la redonda, por ejemplo. Entonces, aprovechen que en el siglo XXI contamos con innumerables productos que pueden encontrar en cualquier góndola de su supermercado amigo, están aprobados por la organización mundial de la salud y cuentan con fragancias florales atractivas. No es necesario que gasten una fortuna, hay muchos que son accesibles y la clave está en usarlos en cantidades moderadas y no todos los días. De cualquier manera, es cierto que algunos productos naturales pueden servir si se usan de forma correcta. Acá les paso algunos. Espero que les sirvan.

Para pelos secos: Se puede usar un poquito de aceite. En realidad, cualquier aceite sirve pero la verdad que es mejor evitar los que tienen feo olor. Pueden usar, por ejemplo, aceite de coco, de rosa mosqueta, de jojoba o aceite de almendras. De cualquier manera, elijan el que elijan, es muy importante ponerse sólo unas gotas y solamente sobre las puntas. Envuelvan el pelo en una toalla o pónganse una gorra de baño dejando actuar media hora. Recomiendo a las chicas de pelo seco que eviten lavarse el pelo todos los días para impedir que se seque más.

Para pelos grasos: Se puede usar jugo de un limón diluido en agua (recuerden colar la preparación para que no les queden pedacitos en el pelo) para enjuagarlo , tras lavarlo con shampoo. También se puede enjuagar con una infusión de menta (hirviendo hojas de menta en agua). Es muy importante, que se laven con un shampoo neutro o especial para pelo graso, solo el cuero cabelludo, para no secar mucho las puntas y, sobre todo, que usen crema de enjuague SÓLO en las puntas. Otra cosa que puede ayudar es no secarse con secador muy caliente, ya que esto activa las glándulas sebáceas del cuero cabelludo. Es fundamental que los peines que usen estén muy limpios, recuerden lavarlos con frecuencia.

Otro tip, que es un poco más costoso pero funciona, es poner pastillas anticonceptivas en el shampoo. Se compra una caja de pastillas anticonceptivas, se muelen 10 aproximadamente y se ponen en el shampoo. Se deja reposar un día y ya está listo para usarlo con la frecuencia habitual. Esto estimula el crecimiento del pelo y lo deja más sedoso y brilloso sin engrasarlo.

 

Deja un comentario

Producto de la Semana

Get Now